Commonplace book. Mi nuevo cuaderno digital de notas y referencias

Te cuento qué es un “cuaderno de notas y referencias” digital y cómo lo estoy creando.

Commonplace book. Mi nuevo cuaderno digital de notas y referencias

La traducción literal de “commonplace book” sería algo así como “libro habitual”, otra sería “libro de apuntes” pero me gusta más la de “cuaderno de notas y referencias”.

Pero antes de hablar de este lugar para registrar información que puedas tener siempre a mano, partamos hablando del consumo de información.

Me gusta leer, siempre estoy buscando información, aprender es algo que disfruto, es algo que te ayuda a entrenar y cuestionar tu opinión. Y también —en un espacio como este— me gusta compartir cosas que voy descubriendo, así como conversar sobre esto (de hecho estoy trabajando en un nuevo podcast).

Sobre mis hábitos de lectura hace ya varios años que cambió mi forma de leer, no recuerdo la última vez que pasé por un libro completo en un solo día o en pocos días, ahora me demoro mucho en terminarlos y otros nunca los leo al cien.

A los libros les llegó competencia: computador, teléfono, aplicaciones, newsletteres, blogs, revistas, podcast, redes sociales, series, películas. Siempre salto entre estas cosas.

Igualmente, consumo bastantes textos desde diferentes fuentes incluyendo libros. El problema es que recuerdo mucho menos de todo lo que leo. Juega a mi favor el hecho de que regularmente me relaciono con temas similares o relacionados, entonces es como si fuera agregando puntos a la red de cosas que colecciono en la cabeza. Los gringos le llaman a eso chunks o fragmentos.

Para saber más sobre chunks te recomiendo buscar un curso sobre aprender a aprender de Barbara Oakley (a ver si me cuentas el final, porque adivina: tampoco lo terminé).

Nota al margen

Ojo que el multitasking es puros problemas: daña tu cerebro y tu carrera. Investigación de Stanford muestra que el modo multitarea es menos productivo que hacer una sola cosa a la vez. Las personas que son bombardeadas regularmente con varios flujos de información electrónica no pueden prestar atención, recordar información o cambiar de un trabajo a otro tan bien como los que completan una tarea a la vez.

Leer como un proceso activo

Disfruto más leer cuando es un proceso activo, cuando leo con opinión, cuando reacciono a la lectura. Leer para aprender implica no solo absorber información, ocurre cuando contrastas lo que estás leyendo con lo que sabes, cuando lo usas para cuestionar tus propias creencias, cuando logras integrarlo dentro de lo que ya sabes, vas ampliando de a poco tu red de conocimiento.

El problema

Además de que olvido cosas que leo. Está el problema de la ilusión de competencia, que es justamente eso: creer que sabes algo, porque pasó en algún momento delante de tus ojos alguna vez, o (ni siquiera eso) porque lo puedes googlear o encontrar en youtube.

Entonces aquí es donde se conecta lo anterior: leer cada vez de forma más fragmentada y saltada, olvidar lo que lees, creer que sabes algo cuando en realidad si no tuvieras tu teléfono o computador quizá no podrías desarrollar todo el argumento e ideas sobre un tema.

Aquí es donde un commonplace book o cuaderno de notas y referencias te puede ayudar a aprender lo que lees, ejercitar tu mente y tener siempre a mano la información que más te ha gustado.

¿Qué es un commonplace book?

Es como un depósito central de ideas, fragmentos, citas, anécdotas, pensamientos, impresiones e información que vas recopilando a lo largo de tu vida. También de tus propias experiencias y aprendizajes.

El propósito de este cuaderno es registrar y organizar todas esas “perlas” que te vas encontrando para utilizarlas posteriormente en tu vida, en tu empresa, cuando escribes, al preparar una charla, etc.

¿Cómo he venido haciendo esto hasta ahora?
La verdad hasta ahora no tenía una estrategia consiente sobre esto, y hasta ahora nunca he tenido un commonplace book como tal. Es algo que descubrí recién leyendo a Ryan Holoday.

Aun así de forma un poco natural di con esta idea y, más o menos, siempre sé en qué lugar buscar la información cuando la necesito. Por necesidad decanté en herramientas donde la información fuera fácilmente “encontrable”.

Tomar notas

Uso un set de aplicaciones. A estas alturas he probado casi demasiadas aplicaciones de notas, así que en esto soy bien flexible.

Lo que sea que use debe tener como condiciones mínima,

  • Poder exportar e importar mis notas
  • Un buen sistema de búsqueda
  • Etiquetas

Cuando se trata de trabajo en equipos y con clientes, obviamente características de colaboración en tiempo real.

En el futuro escribiré más sobre esto, porque escribir se ha vuelto algo cada vez mas relevante en mi trabajo diario y mis procesos de investigación.

Instapaper y Matter

No siempre leo directo en sitios web; cuando encuentro algo potencialmente interesante lo capturo con estas aplicaciones. Luego lo reviso, si no es bueno lo descarto, si me gusta lo leo y subrayo frases o párrafos completos interesantes.

A veces también uso la función de Text-to-Speech (que no es muy buena, pero a veces salva para escuchar un artículo mientras lavas la loza).

Ps. Matter es una placiación solo para iOS y cada cierto tiempo me dan nuevas invitaciones. Escríbeme por Twitter a @fabianhtml si quieres que te pase una.

Kindle

Aunque leo en papel, este aparatito me parece genial por temas de movilidad, también los libros se me vuelven mucho mas accesibles que comprarlos en papel. También aquí subrayo lo que me gusta.

Mailbrew

Para cualquiera que venga aprendiendo de productividad a estas alturas, sabe que debería tener una buena dieta de consumo de contenidos y redes sociales. Para cuidar tu tiempo, y para no consumir contenido de mala calidad.

Con Mailbrew de verdad gasto menos tiempo buscando y descubriendo contenidos.

Cada día recibo en el mail actualizaciones de Blogs, Podcast, Reddit, Producthunt, HN. Además de mi timeline en Twitter, de usuarios específicos, de algunas listas temáticas que tengo.

Te comparto mi link a Mailbrew ;)

Construir mi commonplace book

Con toda estas herramientas lo que pasa es que la información queda dispersa, pero la gracia de un commonplace book es poder usar y repasarla la información con regularidad.

Readwise

Hoy el internet es una diaspora de soluciones conectadas por APIs, y fue usando Mailbrew que descubrí Readwise, por la integración entre ambas herramientas.

Este producto es el que relaciono con el concepto de commonplace book o cuaderno de notas y referencias.

Es una muy buena mezcla de dos cosas:

  1. Un lugar para recopilar, organizar y acceder a todo lo que subrayo en el Kindle, Matter, Instapaper, sitios web, así como enviar tweets que quiero tener disponibles. También puedes conectar Readwise con otros servicios.
  2. Usar la repetición espaciada para fijar en tu memoria las cosas nuevas que quieres o necesitas aprender. Al principio nos familiarizamos con la información, pero luego —gracias a volver a la información a diferentes intervalos de tiempo— la vamos fijando en la memoria.

De esta forma tengo ahora mi propio commonplace book, en versión digital (aunque algunos recomiendan hacer esto mejor en papel, en un cuaderno o tarjetas en as que van anotando esto).

Aquí puedo además agregar notas y etiquetas a cada fragmento de información, o puedo crear mi propio fragmento. Así puedo acceder a todo lo que quiero tener disponible con relación a un tema y hacerlo crecer con nueva información, nuevos casos, nuevos estudios, etc. manteniendo vivo este sistema.

Además te puedes sincornizar todo lo que tienes en Readwise con aplicaciones de notas como Evernote, Notion, Roam Research, Obsidian. O simplemente llevártelas en formato Markdown o CSV, para usarlas donde quieras.

Si quieres usar Readwise con este link tu y yo ganamos un mes extra grátis.

Finalmente dejo de nuevo la idea de lo que es este “cuaderno”;

Tu depósito central de ideas, fragmentos, citas, anécdotas, pensamientos, impresiones e información que vas recopilando a lo largo de tu vida y de lo que tu mismo haces y aprendes.
Su propósito es registrar y organizar todas esas perlas que te vas encontrando para utilizarlas posteriormente en tu vida, en tu empresa, cuando escribes, al preparar una charla o en lo que sea que hagas.